La Reumatología Moderna

Los Retos de la reumatología Moderna
Rev Colomb de Reumatol 2006
Durante los últimos 15 años hemos asistido a un “boom”’ en la práctica y ejercicio de la reumatología. Hemos presenciado el auge y caída de nuevos Aines con novedosos mecanismos de acción que nos han llamado la atención sobre viejos problemas que siguen vigentes como el de las complicaciones cardiovasculares. También han surgido mejores medicamentos para tratar las complicaciones de los tratamientos establecidos como en el caso de la osteoporosis inducida por corticoides. Pero por encima de todo han aparecido medicamentos más efectivos para tratar las diferentes enfermedades reumáticas, en especial la artritis reumatoide.
Los productos derivados de la biotecnología han marcado un antes y después en la forma de abordar al paciente con Artritis Reumatoide. Gracias a estos productos, y al ser utilizado como comparador, conocemos mucho mejor la efectividad de antiguos productos como el metotrexate, sabemos que debemos utilizar mayores dosis que las acostumbradas y utilizar más frecuentemente vías alternas a la oral como la subcutánea principalmente a mayores dosis. Hemos aprendido, que los antiguos productos al compararlos con los de biotecnología funcionan mejor si se dan en combinaciones, las cuales no son más tóxicas. Hemos aprendido que aunque las respuestas de los productos de biotecnología son muy superiores, ya que actúan más rápido y han demostrador inhibir la progresión radiológica, considerada el “’gold estándar”” actual del desenlace en la AR, requieren la mayoría de las veces un producto como el metotrexate para obtener un mejor resultado. Y con todos estos productos hemos aprendido que tenemos que seleccionar bien los pacientes, que entre más temprano iniciemos una terapéutica apropiada lograremos una mejor respuesta, que el seguimiento debe ser estrecho, continuo y que se requieren unas medidas de evaluación lo más objetivas en lo posibles para evaluar el desenlace de nuestros pacientes. Y no es una labor de poco alcance, los pacientes aún llegar tarde a la consulta con el reumatólogo, sus citas no son periódicas, los medicamentos son costosos e inalcanzables para muchos y en los que los reciben muchas veces se requiere de una lucha frontal contra el sistema de salud siempre acompañada de la presencia de abogados connotaciones jurídicas. Y una vez se recibe el medicamento aún hay pacientes que no responden lo suficiente y requieren nuevos y mejores medicamentos que están bajo investigación constante. Esto ha cambiado los objetivos del tratamiento y ahora vemos con frecuencia que la meta principal es la remisión, considerada como la ausencia de síntomas y marcadores sugerentes de actividad.
Todos estos cambios se han reflejado en el quehacer de muchos reumatólogos alrededor del mundo. Ahora existen “’Clínicas de Artritis Tempranas”” que buscan dar una atención integral a los pacientes intentando que lleguen antes de tener un año con la enfermedad y frecuentemente con los datos obtenidos de ellas mismas se sostiene que los pacientes deben idealmente llegar antes de 12 semanas. También existen centros de infusión o “”Clínicas de Artritis Resistentes”’ orientadas a dar un abordaje integral a pacientes que han tenido fallas a otras terapias y requieren medicamentos de aplicación endovenosa o e infusión. También se ha disparado y reorientado el concepto de clinimetria que existe desde hace más de 20 años, de uno ligado con los estudios de investigación clínica y evaluación de nuevas moléculas a uno de aplicación diaria en práctica clínica que de ser algo sugerido está pasando a una necesidad obligatoria del reumatólogo moderno.

En este contexo, la ACR ha tomado desde hace varios años conductas definidas de estandarización a través de las guías de manejo de la AR, cuya segunda edición debe estar por salir, de atención a través del programa de Clínicas de Artritis tempranas, pionero en Latino América, que busca integrar una red de Clínicas a través del país para lograr una atención oportuna y eficiente del paciente reumático lo más tempranamente posible y cuya evolución hemos seguido a través del viaje que se realizó a Leiden a visitar las Clínicas de ese lugar , pioneras a nivel mundial y la presentación que se hizo en el Congreso Americano de Reumatología en San Antonio, en el “”Latin American Study Group”’ en año 2004 , la iniciación del “”Colombian Protocol and Early Arthritis Registry”” más conocido como “COOPERAR”’’en el 2005 y en este año la presentación de los primeros datos durante el Congreso Panamericano de Reumatología en Lima en Agosto de este año.

Ahora, a actual junta directiva Para este curso la junta directiva de la asociación se ha propuesto como objetivo general lograr que los reumatólogos colombianos apliquen durante su práctica diaria, medidas de evaluación objetivas en cada una de las enfermedades reumáticas más prevalentes. De manera que la utilización de estas medidas no sean solo para aplicar en trabajos de investigación.

Con la ayuda de prestigiosos conferencistas dedicados desde hace mucho tiempo a estos temas como el Dr. Tehodoro Pincus, el Dr. Mario Cardiel, el Dr. Enrique Batlle y el Dr. Carlos Pineda que nos acompañan desde Estados Unidos, Mexico y España y con el apoyo de nuestros compañeros Carlo Caballero, Edwin Jáuregui, Ricardo Pineda y Adriana Rojas; los reumatólogos asistentes a las conferencias y talleres programados deberán salir con la decisión de implementar una forma de evaluación objetiva en su trabajo rutinario, que les permita realizar una practica acorde con la reumatología moderna.

No podemos pasar por alto que las herramientas de medición que se utilizan en el momento muestran dificultades para su implementación definitiva. Algunas son dispendiosas para su aplicación, algunas no son reproducibles, no han sido validadas al español o presentan diferencias en sus resultados de acuerdo a la raza que se aplique, entre algunas de las dificultades descritas con estas medidas de evaluación. Sin embargo, la aplicación de la clinimetria en la practica reumatológica ha cambiado la perspectiva del cuidado de nuestros pacientes, la toma de decisiones ha dejado de ser intuitiva gracias al uso de estas herramientas que permiten tener medidas cuantitativas que facilitan la toma de decisiones y permiten hacer un mejor seguimiento de nuestros casos.
Elías Forero
Carlo Vinicio Caballero Uribe
1