Gente Extraordinaria




Con frecuencia les pregunto a mis estudiantes en algún momento de la Rotación el significado que le dan a ser una persona extraordinaria. Usualmente sus respuestas incluyen adjetivos relacionadas con aquello más allá de lo normal, superior o mejor, rayando casi en la definición de un superhéroe .A mi me gusta dar la definición más simple, como algo "extra" de lo ordinario o usual.
Hay tantos roles que podemos tener los médicos en un solo día, en mi caso puede ser en el área asistencial, docente o de investigación pero también como estudiante de doctorado o escribiendo este blog solo para mencionar algunos asociados a la profesión y claro, sin contar los de Padre , hijo, esposo, miembro de familia, amigo u otros que se me escapan ahora. Considero que para lograr cumplirlos medianamente bien es imposible hacerlo de una  forma "ordinaria" (Lease normal).
Se requiere siempre de un esfuerzo extra.
El problema es que casi todos los médicos que conozco tienen, con las variantes particulares, vida muy similares. Y no conozco alguno al que se le pueda llamar sobresaliente (ni en la Medicina u en otras áreas) que no tenga una vida acosada por múltiples actividades y responsabilidades.
Estos son algunos esfuerzos extra de la profesión : Asumir la complejidad de lo que hacemos, luchar contra el desgaste de la profesión como se ejerce en la actualidad y cumplir con los roles que nos demanda la sociedad entre otros:
  • Asumir la complejidad: La que requiere hacer dos años adicionales en la carrera básica (internado y rural) , ó los exámenes periódicos de acreditación, el intento de ingreso a una especialidad para luego continuarla por 3 a 5 años y a veces más en una carrera ya de por si costosa. Luego están los turnos, los múltiples trabajos en las diferentes instituciones y los extras de hoy en día como llenar todo un papeleo administrativo cada vez más complejo.
  • Luchar contra el desgaste profesional: No me sorprende que un estudio relativamente reciente de la Clínica Mayo hable de una prevalencia de casi el 46% de el síndrome del médico "quemado" o "Burn Out Syndrome". Médicos sin control de su tiempo y trabajo, sobrecargados de pacientes e instituciones , endeudados al salir de las residencias para convertirse en especialistas, con problemas de abuso de alcohol, drogas adictivas , mayores tasas de suicidios y el doble de tasas de divorcio que la población "normal". En América latina y en Colombia hay resultados variables que muestran que el problema está presente aunque en general  menores que en los países más desarrollados. En un estudio de 5000 médicos el 89% no le recomendarían la carrera a sus hijos (Por algo será!!)
  • El de la exigencia profesional: No encuentro una forma de mantener un balance y equilibrio en nuestra actividad profesional que va desde que no graduamos como médicos o incluso antes y nos acompaña a través de todas las etapas de nuestra profesión que no implique un esfuerzo extra. Por eso mismo creo que cuando les pregunto a mis estudiantes que consideran ser extraordinario, lo hago más para intentar responder mi pregunta personal sobre ¿Y cómo diablos lo harán los demás?.
Por supuesto que no somos superhéroes, ni superiores, solo gente normal. Mucho daño ha hecho cierta prepotencia al discutir nuestros problemas como si en otras áreas no vivieran similares y a veces peores. Pero si tuviera que asumir una vida de superheroes sería la de Ultraman (Foto de portada).
Muy poco conocido por muchos de quienes leen este blog tenía unas características que me llamaban la atención mía y de mi hermano cuando éramos pequeños. Ultraman luchaba contra monstruos enormes, derribando casas de cartón y enfrentando con frecuencia a Godzilla. Usualmente iba perdiendo las peleas y en el peor momento un beep en su pecho agregaba más angustia a la escena ya que le recordaba que tenía que "zafar" o ganar  al monstruo de turno para subir al cielo a oxigenarse y renovar sus fuerzas a plenitud. Regresaba y aunque a veces maltrecho siempre terminaba ganando siempre sus épicos encuentros.
Todavía muchos días  me siento así , luchando contra los monstruos terribles de los esfuerzos extra y aunque extenuado, al final del día soy el vencedor que poco a poco trata de acercarme a ese balance ideal trabajo/familia,/hobbies. Creo que todos aquellos profesionales que desean sobresalir tienen que hacer su esfuerzo adicional pero la medicina es algo especial, no siempre bien comprendida, incluso por los más cercanos. Y este camino comienza desde que son estudiantes.
Es posible que finalmente nuestros médicos en formación si tengan la razón y ser extraordinario es casi que ser un superhéroe. Pero no por nosotros o para alimentar el ego si no para darle lo mejor posible a nuestros pacientes y familiares. Para estudiar y luego ejercer la medicina continuamente se debe amarla sin condiciones. Solo así se puede aspirar a recibir ese "súperpoder" que necesitamos para ser extraordinarios.
Que seamos gente extraordinaria cuando en realidad somos "ordinarios" o normales es muchas veces nuestro Karma. Desafortunadamente a un número cada vez más grande de médicos esto puede "quemarlos".
¿Te has sentido "quemado"? ò ¿Te crees extraordinario? ¿Cuál superhèroe serías por que y para qué?


Nota: Abajo los dejo con la "intro" del show de televisión , los comentarios del vídeo dan gracia y claro que necesita actualización como ocurrió con Godzilla pero aun así de niño me parecía lo máximo.


Lectura recomendadas

Americans think that most physicians have it made. They’re wrong. +John La Puma, M.D.  +Kevin Pho (Kevin MD) Agosto 6 del 2014

Burnout and Satisfaction With Work-Life Balance Among US Physicians Relative to the General US Population  Arch Intern Med. 2012;172(18):1377-1385. doi:10.1001/archinternmed.2012.3199



BurnOut en Hispanoamérica  Rev Esp Salud Pública 2009, Vol. 83, N.° 2

0